Es la falta de trabajo y hay cuatro tipos de desempleo, hablando de manera general: cíclico (periodos no extensos durante la reactivación o renovación de la economía de un país), estacional (por diferencia entre la oferta y demanda en el momento), fraccional (en ausencia de un contrato o acuerdo entre jefe y empleado) y estructural (cuando hay menos empleo que personas para trabajar).