Se refiere a la convivencia estable y pública de personas del mismo o distinto sexo que tienen los mismos intereses para el desarrollo de una familia y su integración a la sociedad. Es una unión jurídica con los mismos derechos que un matrimonio. Al no existir leyes específicas para las parejas de hecho, cada territorio puede contar con distintas leyes que los abriguen, es por ello que en la mayoría de los casos, las parejas de hecho se registran en la institución gubernamental correspondiente del lugar de residencia para disfrutar de los beneficios legales y sociales que brinda el Estado.